12 ene. 2010


Tus rutinas de piel y tus ganas de huir, yo no quiero cobardes que me hagan sufrir, mejor le digo adiós a tu boca de aniz, si ya es hora de limpiar las manchas de miel sobre el mantel, yo nunca supe actuar y mis labios se ven muertos de sed, no quiero dejarlo todo al azar, entiendo que he comenzado a estorbar... pronto estaré de ti muy muy lejos

No hay comentarios:

Publicar un comentario