20 may. 2010


Y cuando te hayas consolado
(uno siempre termina por consolarse) te
a l e g r a r á s
de haberme conocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario